Porque maullan los gatos

Porque maullan los gatos

🔅 ¿por qué los gatos maúllan por la noche?

Los gatos utilizan una amplia gama de sonidos para comunicarse, desde ronroneos y maullidos hasta gritos, chillidos, lamentos y aullidos. Cuando la boca se abre y se cierra (maullidos), cuando la boca está cerrada (sonidos “murmuradores” como los ronroneos), y cuando la boca está permanentemente abierta (sonidos “agresivos” como los siseos o los escupitajos). Por lo general, la vocalización se utiliza para la protección, el apareamiento y las interacciones entre la madre y el gatito o entre el gato y el ser humano (como solicitar comida o atención).
La Dra. Sarah Ellis, experta en comportamiento felino, reconoce que descifrar la gran variedad de maullidos de los gatos puede resultar difícil en ocasiones. Los gatos adultos maúllan a las personas, y los distintos maullidos contienen mensajes diferentes según el contexto, como que necesitan comida o que están atrapados en el lado equivocado de una puerta. Los gatitos maúllan para avisar a su madre de que tienen frío o hambre, pero los gatos adultos sólo maúllan a las personas.
El sonido del ronroneo, exclusivo de los gatos, es el más fácil de comprender. Cuando están acurrucados en tu regazo, no hay duda de que sus rítmicos retumbos indican que están perfectamente relajados. Sin embargo, investigadores de la Universidad de Sussex descubrieron que los gatos suelen utilizar un ronroneo especial conocido como ronroneo de “solicitud”. Éste se caracteriza por un sonido de mayor frecuencia que suena parecido al grito de un bebé. Nos infunde una sensación de urgencia al apelar a nuestro deseo de cuidar a nuestras crías, y es muy utilizado para convencer a los dueños de que den a sus mascotas lo que quieren: ¡normalmente comida!

🔔 ¿por qué los gatos maúllan? | gatos al descubierto | bbc

“¿Por qué maúlla tanto mi gato?”, se preguntará. Los gatos utilizan una serie de vocalizaciones para comunicarse, como el maullido, el ronroneo, el gorjeo y el siseo. Utilizan estas vocalizaciones para mostrar sus distintas personalidades, que la mayoría de la gente encuentra entrañables. Sin embargo, los problemas surgen cuando estas vocalizaciones se vuelven repetitivas o se producen en momentos inoportunos.
La palabra “vocalización excesiva” no está bien descrita. Lo que constituye una vocalización “excesiva” viene determinado por el nivel de tolerancia del oyente, que se ve afectado por una serie de factores como la experiencia personal con los gatos, la forma de vocalización, la hora del día y la razón percibida para la vocalización. Por ejemplo, un gato que maúlla fuerte para desayunar puede ser más tolerable que el mismo gato que maúlla repetidamente en medio de la noche sin razón aparente.
Toda vocalización es normal para los gatos; es la forma en que interactúan entre ellos y con nosotros. Durante la época de apareamiento, cuando las gatas están en celo y los gatos macho luchan por acceder a ellas, se producen cambios normales en la vocalización. (Eliminar esta cacofonía es una de las muchas razones para esterilizar a sus gatos). Los cambios en el hogar, como el traslado a un nuevo lugar o la transición de una mascota de exterior a una de interior, pueden desencadenar un aumento de la vocalización. El aumento de la vocalización puede ser temporal en estas situaciones. Ciertas razas de gatos, como el siamés, tienen un mayor grado de vocalización que otras.

🌙 12 gatos que mauñan con lenguaje | ¡haz que tu gato se vuelva loco! 2.0

Los maullidos de su gato son bonitos, pero también pueden ser misteriosos. Tu gato parece maullar cuando necesita algo de ti, sin embargo quieres saber con certeza: ¿Por qué maúllan los gatos? ¿Cómo se las arreglan para hacerlo? ¿Y por qué mi gato quiere maullar?
Aunque la vocalización es esencial en muchas culturas animales, en una colonia de gatos no hay mucha. En cambio, los gatos interactúan con otros gatos principalmente a través del lenguaje corporal, utilizando sus ojos, orejas, cola y postura para expresar su significado. Esta comunicación no verbal suele ser eficaz con otros animales; quizá haya observado que los gatos rara vez maúllan a los perros (aunque puede oírlos gruñir o silbar).
“¿Por qué mi gato sigue maullando por la mañana y por la noche? La respuesta es doble. Muchos gatos son más activos al amanecer y al anochecer, que es cuando mejor pueden cazar. Pero no siempre es el instinto el culpable. Según Cummings Veterinary Medicine, los maullidos matutinos también pueden ser una actividad aprendida. “Como las personas suelen comunicarse con sus gatos y darles de comer a primera hora de la mañana, los aullidos de las mascotas suelen ser en busca de afecto o comida”. Los gatos son excelentes para enseñar a sus humanos nuevas habilidades.

☘ La ciencia del miau: estudio para observar cómo hablan los gatos

Los libros de autoayuda, las columnas de consejos y el Dr. Phil te lo han enseñado: Una relación sana requiere una comunicación abierta. ¿Pero qué pasa si su pareja es un misterio de cuatro patas que se queda mirando en silencio por la ventana durante horas o que maúlla ruidosamente mientras merodea por su dormitorio a las 5 de la mañana?
Los sentimientos, los deseos y las necesidades de un gato pueden parecer tan enigmáticos como la Gran Esfinge para los propietarios primerizos. Los gatos no tienen la misma expresión facial que los perros, suelen ser más silenciosos y sus acciones pueden ser más difíciles de descifrar.
Sin embargo, esto no significa que la mística felina sea impenetrable. Preste atención a las vocalizaciones, las posturas corporales y las rutinas diarias de su amigo peludo para conocerlo mejor. Con el tiempo, puedes llegar a estar tan en sintonía con la personalidad y los hábitos de tu gatito que serás capaz de detectar sutiles cambios de humor e incluso identificar problemas de salud antes de que se manifiesten físicamente.
“¡Aquí está tu ratón!” es un ejemplo de un “miau” polivalente. Puede ser un saludo, una orden, una objeción o un anuncio. Los chirridos y trinos son la forma en que una gata madre ordena a sus gatitos que le obedezcan, y si tiene varios gatos, a menudo interactuarán entre ellos de esta manera. (Si su gato le chirría, probablemente esté intentando guiarle hacia su cuenco de comida). Cuando su gato está sentado en la ventana observando a los pájaros o a las ardillas, hace un ruido peculiar llamado parloteo. Su ronroneo retumbante es normalmente un signo de satisfacción, pero puede ronronear para calmarse si está nervioso o enfermo, de forma similar a como lo hace un niño al chuparse el dedo.

Compartir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad