Quimica de la felicidad

Quimica de la felicidad

😺 Quimica de la felicidad

👇 La química del dolor

¿Cuándo fue la última vez que te sentiste feliz? ¿Cuándo fue la última vez que se sintió con energía, feliz y agradecido por lo que tenía? ¿Cuál es la fuente de esa alegría? ¿Y qué es lo que nos distingue a algunos?
Hay muchos factores que influyen en nuestra felicidad. La forma de responder a los cambios en el trabajo, el matrimonio, la vida personal y las finanzas afecta a nuestro estado. Retribuir a la gente y a la sociedad que te rodea, adoptar una mentalidad de crecimiento en los momentos difíciles y progresar en la vida contribuyen a la felicidad. Tenemos más poder sobre nuestra felicidad de lo que creemos; podemos cultivar lo que nos hace felices utilizando una colección de tácticas y hábitos que todo el mundo puede utilizar.
Pero hay otro factor a tener en cuenta: la investigación sobre la felicidad. La dopamina y la serotonina son neuroquímicos que difieren de una persona a otra, lo que hace que se sientan más o menos felices en la vida. La dopamina, por otra parte, ¿te hace feliz? ¿Es la serotonina una hormona de la felicidad para usted? La respuesta es que, aunque la serotonina y la dopamina son factores importantes en nuestra felicidad general, no son los únicos.

📣 La hormona de la felicidad

Algunas personas se vuelven adictas a ella, mientras que otras reciben una dosis diaria segura. ¿Qué es exactamente la dopamina y por qué es tan importante? El cerebro es recompensado por la dopamina. Queremos satisfacción, disfrute, felicidad, cierre y rendimiento, entre otras cosas. La dopamina es la responsable de todo esto. Este libro profundiza en los efectos de la dopamina, sus múltiples causas y las mejores formas de gestionar los niveles de dopamina en su cerebro.
¡Prepárese para ver un aumento significativo de su felicidad en sólo 45 días! El libro Hábitos de un cerebro más feliz explica cómo reentrenar el cerebro para que produzca sustancias químicas felices. Unos sencillos ejercicios le ayudarán a comprender las funciones de sus “sustancias químicas de la felicidad” -serotonina, dopamina, oxitocina y endorfina- en cada minuto. También aprenderás a formar nuevos comportamientos al redirigir la energía de tu cerebro hacia una nueva vía, lo que facilitará la liberación de sustancias químicas de la felicidad y aumentará los sentimientos de plenitud cuando más los necesites.
Las cosas que descubrirás sobre tu cerebro en este libro te sorprenderán. Cubriremos una variedad de temas relacionados con la autoayuda y los descubrimientos neurológicos, como por ejemplo, por qué la oxitocina es una hormona tan poderosa; la dopamina, el sistema de placer y recompensa, y sus efectos; lo que necesita saber sobre la serotonina y el síndrome de la serotonina; cómo concentrarse mejor con técnicas establecidas; y una variedad de técnicas útiles de lectura rápida para mejorar su memoria y conocimientos.

➡ La sustancia química que te hace feliz

La depresión invernal afecta a entre el 4% y el 6% de la población. Según la Asociación Americana de Médicos de Familia, entre el 10 y el 20% de las personas pueden sufrir un trastorno afectivo estacional moderado, o TAE. Sin embargo, usted puede tener más poder sobre su felicidad de lo que cree. Si se siente deprimido sin razón aparente, es posible que una o más de las cuatro sustancias químicas principales del cerebro que afectan a su felicidad no se estén liberando en cantidades adecuadas. Para recordar cuáles son esas cuatro sustancias químicas, utiliza el acrónimo DOSE: Dopamina, Oxitocina, Serotonina y Endorfinas son los cuatro principales neurotransmisores. Cambiarás tu estado de ánimo aprendiendo a activar estas sustancias químicas en tu cerebro. ¿Le han diagnosticado un trastorno del estado de ánimo más grave o le preocupa que pueda padecerlo? Nosotros le ayudaremos.
Todos nos enfrentamos a situaciones que pueden afectar a nuestro estado de ánimo, pero las sustancias químicas de nuestro cuerpo también son las culpables de nuestras montañas rusas emocionales. Se llaman “neuroquímicos del placer”. ‘
“Nuestras vidas modernas han alterado el equilibrio de los neuroquímicos que se han desarrollado a lo largo de los siglos, haciéndonos más vulnerables a la depresión, la ansiedad y el malestar. “Sencillas decisiones sobre el estilo de vida y mejoras en el comportamiento pueden mejorar la química del cerebro, hacer que te sientas mejor e inspirarte para optimizar tu potencial humano”, escribió Christopher Bergland en Psychology Today.

🖖 Cómo aumentar las sustancias químicas del cerebro feliz

La depresión es una enfermedad grave que afecta a los pensamientos, los sentimientos y el comportamiento de una persona. Según un informe reciente (Nature, 2014), la depresión afecta a más de 350 millones de personas en todo el mundo, lo que la convierte en una de las causas más comunes de discapacidad y trastornos comunes.
Los neurocientíficos y los médicos de los hospitales han podido ver el cerebro en profundidad, evaluar la actividad neuronal y calcular los niveles de neurotransmisores gracias a la mejora del acceso a las tecnologías de imagen cerebral en la última década. Estas investigaciones han revelado una gran cantidad de información sobre las causas fundamentales de la depresión, así como la fisiopatología de la enfermedad.
El estrés crónico induce niveles bajos de serotonina en el cerebro, según varios modelos animales. La baja producción de serotonina en el cerebro se relaciona con un mayor riesgo de intentos de suicidio y de suicidios activos más agresivos en los pacientes. El trastorno afectivo estacional también se ha relacionado con los niveles de serotonina (SAD).
Según un informe reciente, la luz solar mantiene los niveles altos de serotonina al disminuir la actividad del transportador de serotonina (SERT). La limitación del comportamiento del SERT aumenta la actividad dependiente de la serotonina y la señalización neuronal descendente, ya que las neuronas que liberan serotonina utilizan el SERT para recapturar la serotonina liberada. Como resultado, los pacientes con TAE experimentan mayores niveles de SERT a medida que las noches se alargan, lo que disminuye los niveles activos de serotonina y aumenta el riesgo de depresión.

Compartir