Duelo el bueno el feo y el malo

Duelo el bueno el feo y el malo

💞 El bueno, el malo y el feo duelo final

La partitura de Ennio Morricone para Los odiosos ocho de Quentin Tarantino es la primera vez que el legendario compositor compone una película entera para el director amante del spaghetti western. (De hecho, es la primera vez que un compositor compone una película entera para Tarantino, que prefiere que su música sea reutilizada). Morricone, que ahora tiene 86 años, ha seguido trabajando con constancia, pero sería emocionante para los fans del compositor ver cómo los focos vuelven a brillar sobre él. Ya que llamar a Morricone un gran compositor de bandas sonoras -o incluso el mayor compositor de bandas sonoras de todos los tiempos- es quedarse corto. Sus desarrollos han sido acogidos también por artistas de vanguardia, lo que refleja su inmensa influencia en todos los géneros musicales. En realidad, aunque nunca hayan visto una sola película con partitura de Morricone, es probable que reconozcan muchos de sus temas musicales. ¿No me cree? Silba algunas melodías de El bueno, el malo y el feo o Un puñado de dólares, y hasta la gente que nunca ha visto un fotograma de un spaghetti western recordará de qué estás hablando.

🙃 Mejor escena de duelo – el bueno, el malo y el feo

El bueno, el malo y el feo (en italiano: Il buono, il brutto, il cattivo) es un spaghetti western épico italiano/español de 1966 dirigido por Sergio Leone y protagonizado por Clint Eastwood, Lee Van Cleef y Eli Wallach. Age & Scarpelli, Luciano Vincenzoni y Leone escribieron el guión, basado en una historia de Vincenzoni y Leone. Tonino Delli Colli se encargó de la fotografía panorámica de la película, y Ennio Morricone compuso la famosa partitura de la película, que incluye el tema principal. Tras Un puñado de dólares (1964) y Por unos dólares más (1965), es la tercera y última entrega de la Trilogía del Dólar (1965). En medio de la violenta agitación de los tiroteos, los ahorcamientos, los combates de la Guerra Civil estadounidense y los campos de prisioneros, tres pistoleros compiten por encontrar una fortuna en oro confederado enterrado.
Tuco Benedicto Pacífico Juan María Ramírez (“El feo”, Eli Wallach) se abre paso a tiros entre tres cazarrecompensas para conseguir la libertad en un pueblo fantasma abandonado durante la Guerra Civil Americana, matando a dos pero sólo hiriendo gravemente al tercero. Un antiguo soldado llamado Stevens (Antonio Casas) es interrogado por Angel Eyes (“Los pobres”, Lee Van Cleef) sobre un hombre desaparecido llamado Jackson que ha adoptado el nombre de “Bill Carson” (Antonio Casale) y un alijo de oro confederado robado. Tras el interrogatorio, asesina brutalmente a Stevens y a su hijo mayor, pero no antes de pagar a Angel Eyes para que asesine al jefe de Angel Eyes, otro antiguo soldado llamado Baker. Más tarde, Angel Eyes paga a Baker sus honorarios por matar a Stevens, y luego sádicamente dispara y mata a Baker también.

😏 El bueno, el malo y el feo final

El bueno, el malo y el feo: Banda sonora original de la película fue lanzada en 1966 para coincidir con la película del Oeste de Sergio Leone El bueno, el malo y el feo. Ennio Morricone, un frecuente colaborador de Leone, compuso la partitura, y sus distintivas composiciones originales, que incluyen disparos, silbidos y yodel, impregnan la película. El tema principal, que suena como el aullido de un coyote, es una melodía de dos notas que aparece a menudo en la película. Es interpretada por un instrumento diferente para cada uno de los tres personajes principales: flauta para Blondie (Hombre sin nombre), arghilofono (Ocarina) para Angel Eyes, y voces humanas para Tuco. 1 [2] Está ampliamente considerada como una de las mejores y más singulares partituras cinematográficas jamás realizadas. 3] La lúgubre balada “The Story of a Soldier”, cantada por los prisioneros mientras Tuco es torturado por Angel Eyes, está incluida en la partitura, que complementa las escenas de la Guerra Civil americana de la película. 4] El famoso clímax de la película, un enfrentamiento a tres bandas en México, comienza con “The Ecstasy of Gold” y es seguido por “The Triple Duel”. Muchos críticos de cine consideran que este épico enfrentamiento es uno de los clímax más electrizantes jamás filmados,[cita requerida], y la música juega un papel importante en el drama.

🐺 Duelo final sin música: “el bueno, el malo y el feo” (1966)

Un vasto paisaje desértico en el Oeste. La cámara lo recorre con una panorámica. La cámara se desplaza hacia un rostro quemado por el sol y desesperado. El plano largo ha sido cortado en un primer plano sin corte, mostrando que el paisaje no está vacío, sino habitado por un desesperado que está muy cerca de nosotros. Sergio Leone establece una ley en estos fotogramas iniciales que aplica durante “El bueno, el pobre y el feo”. La regla es que los lados del encuadre limitan su capacidad de ver. Lo que la cámara no puede ver, los personajes no pueden verlo en los momentos clave de la película, lo que da a Leone la libertad de sorprendernos con entradas que no están aclaradas por la geografía realista de sus planos.

Compartir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad