¿Cómo funcionan los cigarrillos electrónicos?

¿Cómo funcionan los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos han ganado gran popularidad en los últimos años y cada vez son más las personas que deciden utilizar el vapeo como método para dejar de fumar de forma progresiva o como una alternativa más barata y beneficiosa para su salud que el tabaco.

Este hecho lo corroboran diferentes estudios que indican que fumar es mucho más dañino para nuestro organismo que vapear , ya que los cigarrillos convencionales están compuestos por diferentes sustancias químicas muy nocivas para el ser humano, así como por agentes cancerígenos que perjudican gravemente nuestra salud.

Por lo tanto, ya sabemos que fumar cigarrillos convencionales es muy contraproducente para nuestro cuerpo dadas la sustancias que lo componen. Sin embargo, ¿de qué está compuesto un cigarrillo electrónico?¿cómo funciona un e-cigarette? ¿es cierto que sus compuestos son menos perjudiciales para nuestra salud? Vamos a darle respuesta a todas estas cuestiones a continuación.

Componentes de los cigarrillos electrónicos

Existen diferentes tipos de cigarrillos electrónicos y algunos de ellos pueden incluir una serie de elementos extra que mejoran aún más la experiencia del vapeo. Sin embargo, los componentes básicos que incluye todo cigarrillo electrónico son los siguientes:

  • Boquilla. Esta pieza se encuentra en uno de los extremos del e-cigarette. Para su empleo, el usuario introducirá este componente en su boca e irá realizando primero inhalaciones y posteriormente exhalaciones.

  • Depósito. También conocido como tanque, es la zona en la que se almacena el e-liquid, el cual está compuesto por glicerina vegetal, propilenglicol y aromatizantes. Algunos e-liquid también puede incluir nicotina, aunque siempre en menor proporción que la de los cigarrillos convencionales.

  • Atomizador. Esta pieza incluye una resistencia, la cual contribuye a calentar el e-liquid haciendo que se genere el característico vapor de los cigarrillos electrónicos.

  • Pulsador. Cuando activamos el pulsador nuestro cigarrillo conectará automáticamente las baterías, poniendo en funcionamiento todo el mecanismo de funcionamiento del vapeador.

  • Batería. Es la encargada de trasmitirle energía al atomizador para que pueda calentar la resistencia y conseguir así que nuestro cigarrillo funcione. En función del modelo que adquiramos nuestras baterías puede ser recargables o alcalinas.

En nuestra página web, vapear.shop, encontrarás repuestos de todos estos componentes para que puedas disfrutar de tu cigarrillo electrónico durante más tiempo. Visita nuestra tienda online y descubre todos nuestros modelos de boquillas, cartuchos, resistencias, etc.

Funcionamiento de un vapeador

Ahora que conocemos todas y cada una de las piezas que componen nuestro cigarrillo electrónico, ha llegado el momento de averiguar cómo funciona.

En primer lugar, tendremos que pulsar el botón de encendido del dispositivo, activando de esta manera las baterías que calentarán la resistencia alojada dentro del atomizador. De esta forma, la resistencia calentará el líquido que se ha quedado impregnado en el algodón, haciendo que se evapore.

A continuación, nos introduciremos la boquilla en la boca inhalaremos el vapor producido por el calor que desprende la resistencia. Mientras estamos inhalándolo se encenderá una luz led en tonos anaranjados en el otro extremo del cigarrillo, simulando al producido por los cigarrillos convencionales durante la combustión.

Tras ello, retiramos la boquilla de nuestra boca y exhalamos el vapor, disfrutando del sabor y del aroma producido por el e-liquid. Esperamos unos segundos a que el algodón vuelva a empaparse y repetimos de nuevo el mismo proceso.

¿Su uso es perjudicial?

A diferencia de los cigarrillos convencionales, los cuales incluyen más de 30 compuestos y muchos de ellos muy perjudiciales para la salud, los vapes solo utilizan el e-liquid, formado por tres ingredientes: glicerina vegetal, propilenglicol y aromatizantes. Todos estos componentes están catalogados como sustancias no tóxicas y aptas para el consumo humano, por lo que no son nocivas o dañinas para nuestro organismo.

Por ello, el uso de vapeadores es mucho más seguro y beneficioso para nuestra salud que el de cigarrillos convencionales, puesto que no contienen sustancias catalogadas como tóxicas o cancerígenas.

Si has intentado dejar de fumar una y otra vez sin éxito, en https://vapear.shop/ contamos con una gran variedad cigarrillos electrónicos y e-liquids de diferentes sabores y aromas que te ayudarán a abandonar este mal hábito de una vez por todas.

Te animamos a que visites Vapear.Shop, para encontrar vapeadores que te ayuden a dejar de fumar de forma progresiva y sin sufrir el síndrome de abstinencia.

Compartir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad