Ejemplos de conflictos en el colegio

Ejemplos de conflictos en el colegio

🦝 Enseñar a los niños de preescolar habilidades para la resolución de conflictos

(En una secuencia de dos partes, este es el primer post) Cuando dos o más estudiantes tienen un desacuerdo, ¿cuáles son las formas más apropiadas para que los maestros respondan a la situación? La nueva pregunta de la semana es: Que los alumnos tengan desacuerdos con sus compañeros no es raro. ¿Cuáles son las mejores formas de establecer las condiciones para que los profesores los detengan antes de que se produzcan y respondan una vez que hayan comenzado? En esta serie se analizarán las posibles conductas que pueden adoptar los educadores. Hoy, sus teorías están avaladas por Vickie Gómez, Danny Woo, Kevin Parr, Jessica Torres, Rosalind Wiseman y el Dr. Bryan Harris. ¡En mi programa de radio BAM! Radio Show, puedes escuchar una charla de 10 minutos que tuve con Danny, Kevin y Jessica. También se puede encontrar una lista y enlaces a los programas anteriores aquí.
Nuestra escuela es muy afortunada porque tenemos una comunidad muy relacional basada en actividades restaurativas con experiencia en la resolución de conflictos, y monitores del campus.
Durante años, he enviado un mensaje a Vickie Gómez, una monitora del campus que está asignada a nuestro “Pequeño Grupo de Aprendizaje”, cada vez que alguno de mis estudiantes ha tenido conflictos. Ella ha mediado en todos los desacuerdos y se han resuelto en la siguiente clase, excepto en las pocas ocasiones en que esas disputas han estallado en peleas físicas antes de que yo la llamara. Sé que muchos otros profesores han tenido experiencias similares en nuestra escuela. La semana pasada le pedí a Vickie que me explicara lo que hacía:

💗 Resolver conflictos

Entre las muchas tareas de la primera infancia destacan dos: expresar los deseos de forma educada a otros niños y escuchar las ideas de los demás. Para todos los niños pequeños, pero sobre todo para los que participan en entornos de grupo fuera de casa, estas áreas de aprendizaje son importantes: programas de preescolar y guardería, grupos de juego o campamentos de verano. Los niños pueden aprender las habilidades necesarias para comunicarse con éxito dentro de los grupos de compañeros con la ayuda de adultos experimentados.
En algún momento se encontrarán con conflictos con otro niño, ya que los niños aprenden a estar juntos en un grupo. A muchos adultos les estresan los conflictos de los niños y se sienten confundidos sobre cómo apoyarlos. Sin embargo, cuando los adultos son reflexivos y hábiles en su enfoque de los conflictos en el aula, los niños se benefician. La resolución de conflictos es una base importante para el desarrollo y el aprendizaje futuros.
El conflicto se define como un desafío a la forma de pensar o actuar de una persona. Para los niños pequeños, puede ser una fase inquietante, que provoque en uno, en los dos o en ambos niños malestar, ansiedad o una serie de emociones fuertes.

🧐 10 cómo tratar los conflictos entre alumnos en una escuela montessori

En el ámbito internacional, la mejora de la convivencia y la lucha contra el acoso y la violencia en las escuelas se han convertido en temas de gran interés. El énfasis que estos temas han adquirido en las últimas décadas refleja la necesidad de resolver los altos índices de hechos violentos y de maltrato en nuestros centros académicos. Estudios recientes, por ejemplo, indican que uno de cada cuatro niños ha sido testigo de acoso escolar (Gabarda, 2014; Save the Children, 2015) y que hasta el 45% de los estudiantes en su entorno escolar pueden ser descritos como víctimas de una situación violenta (Kasen et al., 2004; Dinkes et al., 2009).
Es bien sabido en la comunidad científica que muchos de los comportamientos destructivos o agresiones que se producen entre compañeros no se deben a un exceso de animosidad relacionado con la relación entre compañeros y sus motivos. Se pueden relacionar más bien con la falta de habilidades y métodos para controlar los sentimientos y abordar los problemas sociales, en lugar de ser una cuestión de agresión per se (Ortega, 2010). Se puede hacer una lectura positiva ya que varios estudios indican que si bien una mala regulación de las emociones puede contribuir a situaciones de conflicto, violencia e intimidación, el entrenamiento sistemático en estas habilidades puede promover una disminución sustancial de esta forma de comportamiento (Extremera y Fernández-Berrocal, 2003; Pérez-Escoda et al., 2013; Romera et al., 2015; Filella et al., 2016; entre otros;

👌 3 la mediación en la escuela, la resolución de conflictos

No hay dos personas iguales, y las disputas se producen cuando nuestros diversos motivos, procesos y objetivos chocan. Sin embargo, el conflicto no es necesariamente algo que deba temerse, porque el cambio surge del conflicto. Los conflictos pueden dar lugar a mejores ideas, mejor comprensión y mejores relaciones de trabajo cuando se resuelven adecuadamente.
La falta de comunicación o una comunicación deficiente causan muchos conflictos en la vida, y el lugar de trabajo no es diferente. Los siguientes conflictos en el lugar de trabajo contribuyen a los malentendidos, la cerrazón y el comportamiento pasivo-agresivo.
Estos desacuerdos surgen en situaciones en las que los individuos tienen que coordinar sus tareas en una red de proyectos interdependientes para que todos puedan hacer su parte de forma eficaz. Un contable, por ejemplo, no puede hacer su trabajo sin todos los números. Afecta a la capacidad del contable para terminar y cumplir los plazos si un empleado se retrasa constantemente con sus informes.
¿El remedio? Delegar eficazmente las tareas. Comunicar al equipo el valor de la responsabilidad y la rendición de cuentas. Aclarar lo que cada uno debe hacer en su puesto para que todos estén en la misma página cuando se acerquen los plazos.

Compartir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad