Ayudas para la movilidad: independencia y autonomía

Ayudas para la movilidad: independencia y autonomía

Las ayudas técnicas a la movilidad son herramientas esenciales que permiten a personas con movilidad reducida a mantener su autonomía e independencia por más tiempo, lo que les aporta dignidad y autoestima.

La vejez, una enfermedad degenerativa o un accidente pueden hacer que una persona tenga limitada su facultad de movimiento.

La pérdida de movimiento conlleva otros problemas como la falta de autonomía e independencia, pues la persona puede necesitar ayuda para realizar muchas de las cosas necesarias del día a día.

Por eso es importante para su salud, tanto física como mental, ofrecerles herramientas que les ayuden a mantener su autonomía durante todo el tiempo que sea posible, ya que es una manera de mantener su dignidad.

Existen diferentes herramientas que se han sacado de manera especial pesando en ayudar a estas personas que están perdiendo la movilidad, a poder mantener su independencia. 

Conocerlas puede ayudar a los familiares a ofrecerles los elementos necesarios para que puedan moverse y caminar de manera independiente.

Andadores

Los andadores para ancianos  son una de esas herramientas que pueden ayudar a las personas mayores a poder moverse de manera libre.

El andador es un instrumento que consta de cuatro patas y unos manillares que ayudan a la persona a sujetarse y manejarlo con total autonomía.

Algunos andadores llevan ruedas en las patas que facilitan que el enfermo o al anciano puedan moverse con mucha más facilidad sin ayuda de nadie.

Los andadores son una herramienta perfecta que permite que la persona envejecida que está perdiendo movilidad, pueda mantener su autoestima al ver que ella sola puede desplazarse sin tener que estar dependiendo todo el tiempo de la ayuda de familiares o cuidadores.

Estos andadores pueden tener otras características dependiendo si se quiere un modelo más básico o con más comodidades. Así, algunos llevan una cesta ideal por si la persona sale de compras e, incluso, hay algunos con una especie de asiento para que pueda descansar.

Los andadores para ancianos son uno de los aparatos que pueden resultar claves para ayudar a personas con problemas de movilidad, a mantener su independencia el máximo tiempo que sea posible.

Bastones

Los bastones son otra ayuda a la movilidad. Son para esas personas que necesitan una pequeña ayuda para andar.

Para explicarlo de manera sencilla son una especie de palo con una forma de asa al final que facilita poder llevarlo de manera cómoda.

El bastón puede ayudar a cargar con parte del peso de la persona, lo que hace que el esfuerzo al andar sea menor.

Estos elementos para facilitar la movilidad pueden encontrarse con diseños modernos, en colores e, incluso, con grabados que los hacen mucho más vistosos.

Sillas de ruedas

En una tienda productos ortopedia en Madrid también se pueden encontrar las conocidas sillas de ruedas.

Estas ayudas técnicas para la movilidad, suelen ser para personas que no pueden caminar por diferentes circunstancias.

Están formadas por un asiento con cuatro ruedas que facilitan que la persona, por sí misma, pueda trasladarse de un sitio a otro al moverlas de forma manual o mediante un control.

Las sillas de ruedas ayudan tanto a que la persona enferma pueda moverse de manera autónoma, como también al cuidador a que pueda llevar de un sitio a otro al paciente sin provocarse una lesión.

Cualquiera de estas ayudas son ideales para ayudar a que personas que están perdiendo la movilidad, puedan mantener su independencia y aumentar su autoestima.

Compartir