Establecer primero lo primero

Establecer primero lo primero

😺 Lo primero es lo primero

Disponemos de nuevas ofertas en nuestra cartera antes que muchos de nuestros competidores; somos más capaces de tratar las enormes cantidades de datos que producen los nuevos servicios interactivos (NGN), y nuestros sistemas de CRM nos permiten responder con precisión a las peticiones de nuestros clientes.
El estudio de los expertos constató que el mercado de valores italiano se divide en dos niveles: I un primer nivel, en el que los emisores se dirigían a los inversores institucionales, los rendimientos se situaban en el nivel ordinario debido al riesgo de impago y a la curva de rendimiento del euro, la distribución estaba en manos de los grandes bancos de inversión (o era mediante subasta abierta, como en el caso de la mayoría de los bonos del Tesoro italiano), y (ii) un segundo nivel, en el que los emisores se dirigían a los inversores minoristas, los rendimientos se situaban en el nivel ordinario debido al riesgo de impago y al rendimiento del euro
En los Diálogos de Platón, por ejemplo, aparecen pitagóricos que reflejan su cosmogonía: aquí, el desarrollo del universo aparece como un método tanto matemático como musical, y también Aristóteles dice de los pitagóricos “porque… vieron que las modificaciones y las relaciones de las escalas musicales eran expresables en números; – ya que, entonces, todas las demás cosas parecían en toda su existencia expresables en números; – ya que, entonces

🤩 Kawhi no dejaría los ángeles para perseguir un anillo; lo tiene demasiado bien

Para su verificación, este artículo incluye más citas. Por favor, contribuya a la mejora de este artículo citando fuentes creíbles. Es probable que el contenido sin fuentes sea cuestionado y retirado. Localice las fuentes: JSTOR – noticias – medios de comunicación – libros – erudito – libro “Lo primero es lo primero” (agosto de 2009) (Para saber cuándo y cómo eliminar este mensaje de plantilla, lea las instrucciones al final de esta página).
Stephen Covey, A. Roger Merrill y Rebecca R. Merrill publicaron el libro de autoayuda Primero lo primero[2] en 1994. En él se propone una estrategia de gestión del tiempo que, si se adopta como hábito, podría ayudar a los lectores a lograr la “eficacia” alineándose con “Lo primero”. El método es un refinamiento del popularizado por Stephen Covey en su libro Los siete hábitos de la gente altamente efectiva y otras obras.
Según el libro, hay tres generaciones de gestión del tiempo: las listas de tareas de primera generación, los organizadores personales con plazos de entrega de segunda generación y la claridad de principios de tercera generación, como el Franklin Planner. Los autores sostienen que la definición de las funciones y creencias primarias proporciona un “norte verdadero” y una referencia a la hora de determinar qué tareas son más relevantes, lo que permite que las decisiones se guíen no sólo por el “reloj” de la programación, sino también por la “brújula” del significado y los valores. Recomiendan ir más allá de la “urgencia” afirmando que las personas tienen el deseo de “vivir, amar, aprender y dejar un legado”.

🤟 Nick clasifica las 15 mejores actuaciones de la semana en la nba | primero

El manifiesto First Things First 2000, publicado por la revista Adbusters en 1999, era una versión revisada del manifiesto homónimo de Ken Garland de 1964.
El manifiesto del año 2000 fue firmado por un grupo de 33 figuras conocidas de la comunidad internacional del diseño gráfico y publicado simultáneamente en Adbusters (Canadá), Emigre (número 51)[1], AIGA Journal of Graphic Design (Estados Unidos), Eye magazine no. 33 vol. 8, otoño de 1999,[2], Blueprint (Gran Bretaña) y Items (Reino Unido). El manifiesto se reimprimió posteriormente en diversas revistas y libros de todo el mundo, a menudo traducido. Su objetivo era suscitar un debate en la prensa de diseño y en las escuelas de diseño sobre los objetivos de la profesión del diseño gráfico. Algunos diseñadores aplaudieron el esfuerzo del manifiesto por reabrir el debate, mientras que otros lo despreciaron.
Los que están preocupados por la necesidad de valores en el diseño y los que afirman que debería estar libre de valores llevan años debatiendo sobre el diseño libre de valores en la comunidad del diseño gráfico.
[tres]
[número cuatro] Muchos de los que creen que la arquitectura debería estar libre de principios no están de acuerdo con la idea de que los diseñadores gráficos deban preocuparse por las cuestiones políticas subyacentes. Muchos de los que se preocupan por los valores están de acuerdo en que los diseñadores deben ser críticos y adoptar una postura en su trabajo, por ejemplo, negándose a promocionar industrias y bienes que se consideran perjudiciales. Muchos tipos de anuncios y prototipos para productores de tabaco, empresas de armamento y otros negocios son ejemplos de empresas que pueden ser catalogadas como inapropiadas. Adbusters, sobre todo en su dedicación al detournement y al culture jamming, ha sido una salida importante para estas ideas. (5) [número seis]

🙂 First things first

Durante estos tiempos difíciles, First Things First se compromete a seguir apoyando a los niños más pequeños de Arizona, a sus amigos y a nuestra sociedad. Muchos de nuestros empleados trabajarán desde casa para ayudar a garantizar el bienestar de nuestros empleados y de aquellos a quienes representamos. Aunque nuestra sede de Phoenix permanecerá abierta, algunas de nuestras oficinas regionales podrían cerrar. En estas situaciones, puede ponerse en contacto con los trabajadores regionales por teléfono o correo electrónico. Visite la página Encuentre su región para saber cómo ponerse en contacto con la oficina más cercana a usted.
First Things First proporciona subvenciones a grupos comunitarios en Arizona que ofrecen atención gratuita a los niños pequeños y sus familias desde el nacimiento hasta los 5 años (antes del kindergarten).
Los niños que tienen relaciones positivas y de apoyo con sus padres y cuidadores, así como el acceso a la atención infantil de alta calidad y el cuidado de los niños, hacen mejor en la escuela y en la vida. Tienen más posibilidades de leer al nivel del grado y de graduarse en la escuela secundaria. Están bien preparados para la universidad y el trabajo. También suelen ser más felices y exigen menos al sistema de bienestar social. Hay mejores resultados para los niños que ahorran dinero a los contribuyentes.

Compartir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad